DESDE 1955
TRAYECTORIA

RESEÑA

imagen reseña

Enrique Zamudio (1955)

Artista Visual y Máster en Artes Digitales. Su trabajo artístico y académico se concentra en la Fotografía y el uso de las posibilidades tecno gráficas del medio.

Se destaca por trabajar la luz como materia capital en su obra. Pinta a partir de la fotografía y del genuino repertorio de claroscuros que proporciona. Primero la interviene e integra muy bien algunos de sus ingredientes abstractos en sus composiciones neofigurativas, como encuadres geométricos y tensas manchas delimitadas con precisión. De la intervención con emulsiones fotográficas convincentes, evocaciones del pasado histórico y del paisaje. Impone un fuerte lirismo nostálgico con muchos elementos documentales: rescata hechos y personajes de la información periodística, los instala en medio del panorama de nuestra zona central y los funde, generando una especie de un mosaico de visiones aparentemente contrapuestas.

Zamudio no asume una actitud neutra ante la fotografía; por el contrario, decodifica y tensa su mensaje con su propia técnica, su sintaxis, sus conceptos.

Durante los años ochenta revisó la ciudad de Santiago, su emplazamiento urbano y toda su arquitectura pública, desde carceles hasta ministerios. Desfiló en su trabajo una especie de recuperación de la memoria, con una suerte de recuento histórico con personajes políticos.
A partir de estas inquietudes, nacen obras como la gigantografía impresa en esmalte sobre metal que se emplazó en la Estación Pedro Valdivia del metro de Santiago o su trabajo situado al costado de un edificio en plena Plaza Montt-Varas donde se refleja su visión urbana del río Mapocho, a vista del transeúnte, luciendo más poética y hermosa.

Este artista también ha trabajado formatos más pequeños, donde sus imágenes fotográficas emergen intervenidas con aguadas de pigmentos grises y en intensidades diversas. Su efecto ha sido como el de nuestra memoria, lanza fo-gonazos de figuraciones mas o menos identificables. Suele emplear foto-serigrafías sin color, impresas con calor en hierro esmaltado o sobre papel y tela.

A su repertorio urbano, siguió la Flora Chilena. Su trabajo Herbario conformó un polfptico con escenas de nuestra naturaleza silvestre y sus especies autóctonas. Se caracteriza por reiterar cada imagen dos o tres veces, aplicándoles distintas oleadas de grises superpuestos; por momentos, ese trabajo alcanzaba visiones grandiosas.

A principios del año 2000, Zamudio empezó a introducir efectos tridimensionales y amplió las magnitudes físicas de sus trabajos. El paisaje se transforma en protagonista, con una vegetación en retirada que pinta en blanco y negro sobre tela, y con aportes de la serigrafía, el óleo y la impresión digital. Algunas de estas obras requieren anteojos especiales para captar su proyección estereoscópica. En realizaciones posteriores recurre a la técnica lenticular, con su efecto de movimiento y profundidad.

Ha obtenido becas y financiamientos en proyectos de creación artística e investigación técnica y su trabajo está reseñado en importante bibliografía de los últimos veinte años de arte en Chile. En la actualidad desarrolla investigación artística en torno a imagen digital y estereoscópica 3D y arte sonoro con tecnologías interactivas.

Ha expuesto individualmente en quince ocasiones, y participado en más de ochenta muestras colectivas, integrado treinta selecciones de Bienales internacionales, concursos y salones; obteniendo nueve primeros premios y cinco premios de reconocimiento.